La Venezuela real, 18 años después de vivir “La revolución bonita”

el

Gente de afuera de Venezuela me piden que les describa cómo es ahora el día a día de los venezolanos. Si bien aquí la cotidianidad no pareciera ser igual para todos, no es un secreto que se ha hecho mucho mas dura. Incluso personas que se fueron del país hace solo seis meses y regresen ahora contemplarán un panorama totalmente distinto al que dejaron aquella vez.

Intentaré ser lo mas breve y conciso, y al mismo tiempo trataré de que ni la rabia ni la tristeza queden plasmadas en las lineas. A fin de cuentas no quiero que se vea como un relato lastimero, agresivo o deprimente, sino mas bien darles una idea mas clara de en qué cosa se ha convertido Venezuela.

Es fácil entrar en detalles, lo difícil es detenerse en esos detalles, pero aun así seré lo mas breve posible.

Es pararse por la mañana y comenzar el día sin saber como harás para terminarlo. Puedes haber planificado la noche anterior los pasos que seguirás, pero ese plan no se extiende mas allá de la mañana siguiente. Es imposible planificar algo para mas allá de tres días, porque no sabes cómo hacerlo en especial con el tema que parece ser ahora el mas importante: la comida.

Uno compra lo que va a consumir puntualmente, cuando mucho el siguiente. Hacer planes de una quincena es un sueño que se perdió hace tiempo, y aunque sean solo tres años desde que se empezaron a sentir las consecuencias de un Estado socialista que destruyó toda nuestra producción nacional y la sustituyó por importaciones porque creían que podían mantener la burbuja para siempre a favor de sus cuentas personales. Al destruir la industria nacional, ellos se convirtieron en los principales importadores de todo. Pues, la burbuja estalló, estamos pagando los platos rotos y aun ese mismo Estado se empeña en continuar con el mismo plan, como si nada hubiera pasado.

Salir a buscar comida es un calvario. Claro que existen unos pocos comercios que tienen todo o casi todo lo que uno pueda necesitar pero a precios internacionales que ya los venezolanos no podemos costear dada la destrucción del valor de nuestra moneda. Allí es donde compra la “nueva oligarquía boliburguesa”, es decir, los afiliados al alto Poder del gobierno, conocidos popularmente como “los enchufados”.

untitled-article-1465257681

Las grandes mayorías de supermercados, mercados y cadenas de comercialización de alimentos y bienes básicos sufren desabastecimiento crónico: eso se aprecia en largas estanterías vacías y esa es una constante donde sea que uno vaya. Es común que la gente llegue a un supermercado y de inmediato se devuelva porque no consigue nada. Eso si, en ese mismo local donde no hay casi nada que comprar se pueden apreciar largas filas en las cajas, pero no es porque la gente consiga necesariamente lo que busca, sino que a nuestro calvario ahora se unen otros factores que le dan mayor peso a la cruz: no tenemos acceso a dinero en efectivo, y las operaciones electrónicas (tarjeta de débito, crédito) son MUY lentas, debido a que la plataforma tecnológica presenta muchas fallas, en especial las que tienen que ver con las comunicaciones que pasan a través de la Estatal CANTV, que tiene el monopolio de la telefonía y los puntos de internet en el País, que valga decir está colapsada e inoperativa a nivel nacional. El comercio informal en su gran mayoría opera solo con dinero en efectivo, por lo que cualquier persona ahora se ve en la obligación de comprar lo que consigue solamente en los negocios formales, por aquello de los puntos de venta.

sindinero

Usted consigue algo y tiene que estar dispuesto a pasar como mínimo una hora en la cola de la caja. Los puntos de venta no pasan o se tardan, la gente tiene el poco dinero disperso en varias cuentas por lo que debe usar dos o tres tarjetas por el mismo punto para pagar la compra de un almuerzo o una cena. El dinero en efectivo está escaso, los bancos solo se lo entregan a los ancianos pensionados y de manera racionada. Esta dificultad ha creado una mafia que se dedica a vender el dinero en papel a quien lo necesita con un interés superior al 100%. Esto quiere decir que si usted necesita 100 mil bolívares en efectivo, debe transferirle a quien lo tenga la cantidad de 200 mil de su cuenta.

En muchos negocios hay dos precios: uno para dinero efectivo y otro para operaciones electrónicas, éste ultimo con montos superiores al primero.

Si usted consigue lo que busca en digamos, dos o tres comercios distintos, tiene que estar dispuesto a hacer tres colas también con el tiempo que ésto implica. Conseguir por ejemplo un almuerzo o una cena completa puede tomarle de 2 a 3 horas, es decir, toda una mañana. Y al siguiente día, dado que no puede comprar un mercado completo porque para eso necesitaría aproximadamente de 7 a 25 veces lo que usted puede ganar en un mes con su salario, se ve obligado de repetir el ciclo al día siguiente.

La corrupción se ha institucionalizado. Si usted, por citar un ejemplo, necesita abrir una cuenta bancaria o sacarse una cédula de identidad o pasaporte, descubrirá que se presentan todas las trabas para poder hacerlo pero si usted “le ofrece” a algún funcionario una “ayudita” (soborno) se la hará en un santiamén. De hecho, los mismos funcionarios crean trabas artificiales para obligarlo a usted tener que sobornarlos.

Quien tenga un vehículo, sin importar la marca, modelo o año, sabe que si se le daña un caucho (neumático, llanta, rueda) o si se muere la batería, incluso si hay que cambiarle el lubricante, en la mayoría de los casos tendrá que pararlo por esas cosas tan simples. No va a tener como pagar ni un litro de aceite automotor en un país de tradición petrolera porque un solo litro cuesta lo que usted puede ganar en dos o tres meses de trabajo, y ni hablar de las otras cosas que se le puedan presentar. Un carro que se detenga solo por un caucho será por tiempo indefinido, porque o lo compras o comes, pero difícilmente podrás hacer las dos cosas al mismo tiempo. Muchos están convertidos en chatarras.

SONY DSC

Por ello cada día hay menos personas que tengan carro o que se quieran arriesgar a salir en ellos. Pero por las mismas razones también el transporte público está desapareciendo. Los buses, autobuses, taxis y afines no tienen como cubrir los altos gastos que representa poner a funcionar sus unidades, así que el parque automotor va en declive, y la oferta de servicio también. Esa es la razón por la que se ven mayores colas de personas esperando que llegue el transporte, e incluso están los que usan unidades que parecen mas bien para llevar ganado en muy bajas condiciones de seguridad e higiene. Una persona que esté haciendo una cola esperando un bus puede perder ahí alrededor de una hora por cada viaje que deba hacer.

TransportePúblico

Esta caída abrupta del nivel de ingresos del venezolano lo ha afectado no solo en lo económico sino también en lo moral. La indigencia se ha disparado a niveles alarmantes, en especial entre ancianos y niños. Y por si fuera poco, muchas otras personas que visten de manera regular e incluso elegantemente se han dejado arrastrar por conductas impropias e irracionales, convirtiéndose hacia el lado de la marginalidad. Las conductas y actitudes del venezolano promedio en áreas comunes y públicas distan mucho de las normas de buenos hábitos y costumbres.

Muchos han puesto a un lado la higiene personal porque resulta incosteable: jabón de tocador, crema dental, desodorante, talco, incluso toallas sanitarias y papel higiénico están inalcanzables para muchos en Venezuela.

La delincuencia se ha disparado, aun mas cuando el Estado ha dejado abandonada a su suerte a la Sociedad. No solo no cuentan con dotación y equipos para contenerla, sino que muchos cuerpos policiales se han corrompido y forman parte de pequeñas y medianas mafias que se dedican a la extorsión, al secuestro y al narcotráfico. La gente teme acudir a los cuerpos de seguridad, y quien lo hace es como jugar a la lotería.

No existe recolección de basura a nivel nacional, no hay un rincón de Venezuela que no esté ahogado en la inmundicia. Estamos hablando de desechos biológicos en plena descomposición que son caldo de cultivo de alimañas que son vectores y portadores de enfermedades que antes eran endémicas y que han retornado al país. Nubes de moscas por doquier, ratas, oleadas de cucarachas y grillos de cañería y al mismo tiempo sus depredadores naturales (arañas, serpientes) se empiezan a ver de manera mas frecuente en las áreas urbanas, en especial las mas densas. Ni hablemos de la fetidez. La gente en desesperación ha comenzado a quemar la basura, y esto puede ser una solución a primera vista pero trae otros problemas mayores: enfermedades pulmonares, intoxicación química, dispersión de las alimañas a los hogares circundantes y a la larga, mayor fetidez.

basura

Ante este escenario mejor que usted no se enferme: no hay medicinas. En las redes sociales puede ver a numerosas personas pidiendo que les digan donde conseguir fórmulas y medicamentos tan comunes como una aspirina, o un protector gástrico, o un analgésico o un antimicótico. No quiero mencionar el caso de las especializadas para cáncer, problemas hepáticos y renales, hipertensión, depresión, esquizofrenia o tiroides. Y si las consigue, prepárese para unos precios que difícilmente podrá pagar.

medicinasnohay-venezuela-600x330

Un país detenido, con la gente hambrienta, enferma, desmotivada, sin capacidad de atender sus propios trabajos y empleos, negocios que cierran por incertidumbre, falta de materia prima, confiscaciones o saqueos, solo puede ser el indicio de un Estado fallido.

Las incidencias de suicidio por causa de depresión van en aumento. Jóvenes y ancianos se quitan la vida porque no ven razones para continuar en un país donde la esperanza pareciera que se agotó.

Las fricciones entre la gente son cada vez mas agudas, la tolerancia y el respeto mutuo se está dejando de lado, la convivencia está desapareciendo, estamos a un paso de violencia sin sentido que solo se podría observar en el reino animal.

Todas las familias tienen miembros que se han ido del país porque éste no les brinda ningún futuro. La diáspora venezolana no tiene antecedentes en el mundo: se va la clase trabajadora, la clase especializada, la clase instruida y capacitada.

519601_1

Familias enteras que comen dos veces al día son las mas afortunadas, están los padres que dejan de comer para que sus hijos tengan un bocado y así se van a trabajar, sin nada en el estómago. Gente desmayándose en la calle por mala nutrición. Niños muriendo a diario por desnutrición, forman parte de un panorama que solo lo conocíamos en la TV en reportajes del África subsahariana o en zonas de guerra.

La gente no tiene medios a los cuales acudir para extender sus denuncias. Medio que lo haga corre el riesgo de ser multado o cerrado por el Estado. Persona que alce la voz puede ser apresada y metida en un calabozo. Cualquiera que sea catalogado como “sospechoso” puede ser victima de un Estado que debería velar por su seguridad y sus libertades.

Animales en la calle que son abandonados por sus dueños forman parte de un escenario lastimoso donde sea que se mire. A veces tienen la suerte de que algún alma caritativa les de aunque sea una comida al día, pero esa no es la regla general: todos estamos pasándola muy mal y es difícil apenas cubrir los gastos diarios propios.

Y faltan algunas otras cosas para ampliar este relato ¿pero saben qué? me siento mal al escribirlo, así que simplemente no puedo seguir haciéndolo. No lo hago como un simple observador que se dedica de describir la vida de los demás mientras se la imagina, les estoy describiendo mi día a día y lo que veo a mi alrededor, en mi entorno inmediato.

Que tengan un bonito día, aprecien lo que tienen, no lo den todo por sentado porque puede venir alguien con voz dulzona a seducir a las mayorías y a cambio les darán un infierno, éste infierno que ahora se ha convertido Venezuela.


Enrique Pirela
@bostonblake70

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s